lunes, 17 de diciembre de 2012

Camisas al suelo

Los días en el calendario son únicos. Como sabemos,sólo puede haber un uno de diciembre, o un 3 de agosto...de ese mismo año. Lo interesante de los días son las notas que la vida y la experiencia van imprimiendo en ellos,y que, como fotos de un pasado, ya sea truncado o continuo, evocan recuerdos que a veces nos gusta recordar. Recuerdo aquel día. Mientras el frío de la calle hacía que tiritaran los cristales, nosotros estábamos alrededor del mejor calor de todos,el humano. Quizás hoy ese frío sea diferente, quizás más grande, quizás más incisivo...pero el calor que me das es mucho más potente. ¡Y qué decir del fin de año! Un futuro incierto asomaba en nuestra andadura, donde los sueños por lograr unas metas relacionadas con lo académico parecían estar lejos. Y hoy, ambos estamos caminando con pie firme hacia esos sueños. Por eso,sé que el día 17 de diciembre es especial y único. Pero lo mejor de todo,es que se repite cada año, y cada vez, con mucha más alegría. Feliz Aniversario

martes, 23 de octubre de 2012

Esas personas

Ocurre,con cierta frecuencia,que los recuerdos son rescoldos de una realidad que nos ha dado calor y luz durante innumerables momentos de frío y oscuridad.Y es que,esos momentos del pasado nos los regalan personas cuya aparición no deja indiferente a nadie. Nos conocemos desde hace mucho.En cualquier comida es el primero en corretear entre todos,como si de un ratón se tratara, inquietando y molestando,pero arrancando siempre una sonrisa antes de desaparecer. Tiene una facilidad pasmosa para conseguir que todos los demás se unan,para que sean uno cuando es necesario...y cuando no,también. Y sin embargo,en los momentos malos sabe pedir ayuda. Hay quien puede pensar que eso es de cobardes,y sin embargo,es algo lleno de sabiduría,ya que es más fácil sanar un rasguño que realizar una operación a corazón abierto. Así que, creo que, como yo, todos pensamos en que nunca cambie. Me enseñaron que a veces las palabras son excelentes mensajeras,y que una frase de más o de menos puede cambiar el curso de las cosas. ¡Muchísimas felicidades!

miércoles, 17 de octubre de 2012

No son sólo gotas

Suele decirse que los días de lluvia son para disfrutarlos en casa.Que no hay nada mejor como estar recogido en un sofá suave,mientras con una taza de leche caliente se contempla el cielo lluvioso,mientras las gotas protestan en los cristales,como si desearan entrar a formar parte de nuestro pequeño Edén. En cambio,soy de aquellos románticos que creen que la Naturaleza y la vida del hombre comparten un vínculo tan estrecho como poderoso. En algunos casos en mayor medida,en otros menor,pero el clima siempre nos susurra desde estados de ánimo hasta sensaciones,pasando por ocurrencias diversas. Cuando veo llover,veo como el cielo se desprende de todo ese agua,siento la necesidad de correr bajo sus caricias.Esa sensación de libertad que me ofrece un ente que viaja velozmente,que no teme a caer y no se preocupa por donde hacerlo,porque lo hará suavemente sea donde sea. No importan los parapetos o las trincheras; si entras en su terreno,en su combate, se cuela por la menor de las ranuras.Esa facilidad que algunas personas comparten para adentrarse en nosotros,para acceder a todas nuestras puertas. Esa capacidad de plantar la semilla de la tranquilidad en lo más profundo del alma. Posiblemente,aquel que ansía la fuerza extraña la tormenta. Los que queremos seguir siendo libres,y ser capaces de adentrarnos en los recovecos del alma de quienes amamos,buscamos la lluvia. Ese afán por seguir conociendo sus inquietudes,sus vivencias y sus momentos. Esta tarde he visto llover. Y no podría estar más animado.

martes, 16 de octubre de 2012

El beso

Ese momento en el que la única forma de tener en cuenta el tiempo es no midiéndolo.Cuando el aire se detiene en un suspiro y puedes palparlo.La situación que puede darse sólo cuando esas miradas se cruzan,cuando el silencio rompe a gritos cualquier ruido. Los ojos se miran,pero lo hacen como dos soportes de la misma realidad,como dos iguales,y el juicio aquí se convierte en un tabú.Se entrecierran levemente mientras,poco a poco,gira aquello que ven. Los labios apuntan en la misma dirección, encajando como engranajes de una máquina perfecta,cuyo punto de apoyo es el mismo aire que les separa. La piel se eriza,el vello se levanta,se alza en armas.Una guerra suave se acerca.Y es que es la única batalla que se puede librar con sin heridos,como mucho,la soledad es la única que sufre.Y como en cualquier duelo que se precie,elijamos sólo un arma:la locura. Porque eso es un beso. Es la sensación que mama directamente de la locura,que firma el divorcio con la cordura y se deja llevar, sin normas,sin patrones... Solos dos cosas Solo tu Yo Y punto

lunes, 15 de octubre de 2012

Verde

-¿Entonces estamos de acuerdo? En el viejo salón la luz de la vela iba decayendo.Todos los asistentes,ocultos bajo telas oscuras,dirigían sus rostros hacia la mesa de roble,cuya silueta se adivinaba pentagonal. En realidad,se conocían todo y nada a la vez.Tenían el inmenso poder que aquellos reyes que dirigen enormes imperios son capaces de ostentar. Y de hecho,tal y como ellos,conocían bien a sus iguales,aparentemente,pero en realidad,cada uno era mercenario de sus propios secretos. Esta noche estaba en juego el futuro de su mundo.Uno de ellos pretendía llevar las riendas del destino con fuerza y agresividad. A su lado,había otro que quería basar las acciones futuras en el materialismo,entendiendo que hasta las estrellas tienen un precio,si se sabe negociar.Un tercero ansiaba el dominio sobre los demás, y para ello,ofrecía nada más el humo naciente de una hoguera de mentiras. En cuarto lugar,alguien que escribía a toda prisa y permanecía inquieto,instaba a que los demás se dieran prisa. Finalmente, e ignorada por completo,una mujer permanecía en un rincón,en silencio. Cuando llegó el individuo esperado,quiso saber sus decisiones. - ¿Y bien? - Señor,queremos guiaros el resto de vuestra vida,sea corta o breve,pero necesitamos apartar a aquella mujer,la del rincón- dijo uno de ellos. - ¿Cuál es el motivo?- inquirió lentamente el señor. - Que no quiere aportar nada. - Entonces marcharos todos,quiero que sea ella mi única consejera. Y así fue como decidió que la Esperanza guiara sus pasos, pues cuando todo lo demás nos pierde o nos abandona,es cuando ella se manifiesta,siempre cuando más necesaria nos es.Y por ello,prefirió no ser violento,egoísta,mentiroso e impaciente.

sábado, 13 de octubre de 2012

Te he conocido desde siempre.Cada paso que has dado,ha sido conocido por mí,porque jamás serías capaz de engañarme.Conozco tus secretos,esos que incluso a ti te incomodan,aquellos que uno guarda como la última moneda del pantalón.Y también me he hecho eco de tus miserias,de tus miedos,de tus vacilaciones,de tu odio...y he de decirte algo. Has sido un rival sencillo.¿Sabes?Siempre estabas observando aquello que no tenías,aquello que el otro tenía en su posesión.Todo lo que observabas en tu cuarto,aquello sobre lo que posabas tu vista,era insignificante.Ni siquiera te conformabas con aquellos momentos que te tocaba vivir,sin darte cuenta de que hay personas cuya cantidad de momentos por disputar equivalen a nada,pues están muertas. Y poco a poco fui tomando forma.Con el tiempo,me iba alimentando de aquello que odiabas,de aquello que temías,de aquello que infravalorabas,de tu inseguridad...y me hice enorme.Cuanto más odiabas,más me alimentabas,más me dabas.Y pasé a ser tu única compañía,pues fui suplantándote,y separando de ti a todas las personas que amabas. Y ahora que estás sólo,sobre este puente,con un peso atado al cuello,no entiendes nada.Has alimentado a tu parte oscura.Porque yo soy tu miedo.La única forma de vencerme era no rechazar aquello que tenías,porque aquel que tiene algo que perder se torna valiente para defenderlo. Tampoco ha estado bien odiar,porque el odio no es más que una careta agresiva que el miedo se coloca en el rostro. Y ahora mueres.Si no vences al miedo,te unes a él. Si sois uno hoy,mañana seréis cero.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Buenos consejos

Camina en silencio.Sólo es capaz de escuchar sus pensamientos,al frío y lento ritmo de sus pesadas pisadas.Sus ojos miran el suelo,pero en realidad,no ven nada.Mientras la lluvia azota la ciudad,los destellos dorados de las farolas parecen guiñarse en apagones para reírse de su soledad.Las piernas,empapadas,pasan a un segundo plano.Los atajos pierden todo su sentido cuando no se quiere ni se sabe llegar a un destino. En un momento,todo su mundo comienza a girar deprisa,y cuando quiere abrir los ojos,la boca le sabe a sangre,y la suavidad pastosa del barro arropa sus manos.Las lágrimas se funden con el agua de lluvia.Y cuando sigue caminando,tras dejar su dignidad hundida en el barrizal...una mujer anciana pidiendo. Unas arrugas le sonríen.Sus ojos,dos gotas negras que desprenden sabiduría.Como sus manos,huesos estirados y agrietados que se esconden tras unas mangas.Su voz,dulce y quebrada como un caramelo de miel tras el primer mordisco,pregunta: -¿Dónde caminas? -A ninguna parte. -Dile a la soledad que se vaya,y siéntate aquí.-Sus palabras eran certeras,hacían diana,impulsadas por sus labios arqueados.- Ahora que se ha ido la soledad podemos hablar con calma.En realidad,no te diré mucho.Simplemente...que la sonrisa está en el último bolsillo del pantalón donde mires. Y era verdad. Siempre que buscamos la felicidad se nos olvida mirar en los bolsillos donde la gente que nos quiere no para de llamarnos.Y es que no hay nadie más sabia que la experiencia,que allí se quedó sentada.

martes, 9 de octubre de 2012

De vuelta al Cristal

Una tibia brisa se pasea a mi lado.Siento como la neblina se mete bajo mi ropa,acaricia mi piel con una mano helada que alza toda mi piel.Abro los ojos con poca ayuda de mis párpados,que están en huelga.Alegan que están cansados de dormir,necesitan saciar su curiosidad.Y no encuentran alimento por ninguna parte. Es hora de despertar del letargo.Es hora de regresar.Es hora de seguir soñando.

Hermano

Es verdad que el tiempo se pueda medir en minutos,horas o segundos.Lo que ocurre es que, al menos a mí,esa vara de medir poco me aporta.Prefiero medirlo en risas,carcajadas...o sencillamente...no medirlo,sino saborearlo en un tazón de recuerdos. Hace algún tiempo no lo vea así del todo.Lo que pasa es que conocí a alguien.Es una persona que,según se le ve,tiene ese brillo.Cuando algún mal momento empieza a desequilibrar la balanza,el pone su sonrisa en el otro plato,y ya consigue que nada malo ocurra. ¿Como no ser su amigo,su hermano? Sólo quería decir aquí que me siento dos veces agradecido y orgulloso de ser su hermano. Hoy es su cumpleaños,y quería dedicarle estas pequeñas líneas,para que ante todo se acuerde de una palabra. JOKERS

domingo, 7 de octubre de 2012

Vosotr@s

A veces la capacidad de dar cariño de las personas me abruma.Siempre he pensado que somos capaces de cometer las mas horrendas atrocidades,incluso por precios tan carentes de valor como el dinero. Somos, en ocasiones, capaces de destruir con mano de hierro un collage de sueños de niños,de esos más puros que su propia inocencia. No importa que esas almas tan jóvenes vean reducidas sus cartas para jugar en la vida. En cambio,creo que aquella conciencia con gran capacidad,tanto intelectual como -más importante aún- emocional. Esas mismas manos capaces de golpear convertidas en puños cerrados,se pueden abrir de par en par para dar un abrazo. Y en ese momento,recupero la fe en la Humanidad. En gente como todos aquellos que me rodeáis,todos esos que hacéis que los minutos de un día sean papeles en blanco donde escribir buenos deseos y dibujar sonrisas.Todos esos que me acompañáis en unos u otros caminos.Todos.Todos. Vosotros.Gracias por demostrarme que aunque el mundo se caiga a trozos,aún queda sitio para la ilusión y sus gotas de esperanza.Gracias

miércoles, 18 de julio de 2012

Pocas Palabras

Nos pasamos la vida tratando de definir lo que vemos.A todo lo nombramos de alguna manera ,necesitamos hacerlo nuestro de esa manera.Un árbol nos sería extraño si no estuviera vestido con las palabras que hemos elegido para él. En cambio,hay veces que no somos capaces de bautizar lo que percibimos.Será que el tamaño de lo que sentimos es tan inmenso que no cabe en un enunciado,ni siquiera en un diccionario.Ese libro es útil para aprender palabras,pero no para sentirlas. Por eso, tras tantos y tantos meses a tu lado,he descubierto que los árboles bajo los que nos cobijamos no son como los demás.No pueden serlo de ninguna manera,porque tú estas conmigo,bajo esos,y no otros. En estas breves líneas quiero decirte que me gusta que seamos indefinidos sin concepto,ideas vagas y permanentes que no caducan,y su nombre es un secreto que sólo tú y yo sabemos.

jueves, 17 de mayo de 2012

17 veces 17

Podría empezar estas líneas sobre la cuestión metafísica de los sentimientos. Podría empezar,en realidad,de muchas maneras. A lo mejor no de todas las posibles,porque aunque puedo contradecirme una y mil veces, o diecisiete más,prefiero ser más cristalino. También podría hablar de aquel 17. Y es que hay veces que uno vive por inercia,saboreando los buenos momentos sin querer,como quien degusta un café sin compañía. Y de repente, sin sentido aparente, alguien se sienta frente a uno y pide lo mismo,su cuchara tintinea en la taza,y mientras la espuma se amontona en el labio superior,el observador siente la necesidad de repasar esa suavidad con los labios propios. Quizás puedo recordar otro día similar. Un día de esos que suenan a reencuentros,a resurgir de cenizas. Una de estas veces en las que se desafía cualquier avatar del destino. Un día de esos en los que,frente al tapete,no te importa que salga en la mesa un as o un dos,porque confías en tus cartas, y a su vez, en los naipes de tu pareja. A fin de cuentas,el agua ha de llevar hidrógeno y oxígeno, en su justa medida,si no puede ser otra cosa,pero no agua. O incluso no se...otro día de misma matrícula pero mas invernal, donde uno se da cuenta de que ahí empezó todo.Cuando al mirar para atrás te das cuenta de que quieres seguir sumando, restar o dividir es innecesario. Multiplicar se puede seguir aprendiendo,pero restar y dividir lo guardamos para debilitar a los malos momentos y reducirlos a experiencias útiles, a maestros de los que aprender,recordando su lección, pero sin darle mayor autoridad. En fin,se puede empezar de muchas formas. Acabarlo,sólo de una.¿O hay más?No sé. Quizás 17.

sábado, 4 de febrero de 2012

¿Un café?


El olor del café cuajándose en la cafetera me invita a sentarme.Mientras lo vierto en la taza y dejo que la azúcar caiga nevando sobre su superficie,veo como lentamente el líquido la abraza y la sumerge en su sabor amargo,dejándose endulzar por dentro.

Camino por la calle,sintiendo el viento como compañero mientras acaricia mi cara y la refresca.Como siempre,mi mente es un criadero de sensaciones,una paritorio de ideas donde las neuronas las cuidan desde que nacen hasta que maduran y salen a la práctica.

Esta mañana me ha dado por reflexionar sobre lo que mis sentidos captan.Veo muchas personas enfundadas en abrigos de visón,como el cazador que mata a un león en justo combate y se pone sus pieles.La diferencia es que no sé qué cazan este tipo de personas.¿Suerte?¿Felicidad? Observando sus caras,no creo que cacen ese tipo de animales...

Todo esto me lleva a pensar que quizás la suerte o la felicidad sean como animales pequeños, escurridizos que uno atrae a sí mismo si los trata con la paciencia y ternura que el propósito necesita. Si consigue perseverar en su trato,podrá disfrutar de las mieles de su compañía,sin utilizar para ello empresas arriesgadas y fulgurantes.

Quizás la suerte o la felicidad son como el café.Taza pequeña,elaboración pausada, y degustación más lenta todavía.

Quizás las cosas pequeñas son las importantes.Y a veces,si son amargas,podemos dejar que nieve un poco de azúcar.

Como el café.

viernes, 3 de febrero de 2012

La Odisea


Por el momento,el sol hoy ha conseguido apartar a empujones a las nubes.Se refleja en los cristales,y se mira orgulloso,sabe que su momento se acerca,la Primavera se está arreglando en su cuarto.

El descanso es a veces el premio para el esfuerzo.Los sueños que comienzan son,al principio bocetos,esquemas sobre el papel que necesitan ser puestos en relieve.Habrá veces que,al acabar el día,no veamos que las cosas avanzan.Pero aunque veamos que el sol por las noches se acuesta,sigue ahí,solo está descansando.De igual modo,hay que continuar haciendo práctica los sueños en teoría.

Con el paso de los meses vamos viendo que la arcilla ya es vasija.Y a pesar de los malos momentos,podemos darnos cuenta de que al final,todo llega.Y ahora,mirando para atrás en el camino,viendo como las huellas ya no están en suelo fresco,sino que se han endurecido,me siento feliz y orgulloso de todas las cosas que han sido soñado.Porque,hoy por hoy,nadie me ha pellizcado.Y si lo ha hecho,ni siquiera me ha dejado marcas.Las únicas marcas que veo son las gotas que dejan su sendero deslizándose por el cristal.

Ahora sí.Me he bajado del autobús.Sin embargo,mi sombrase ha quedado recostada en ese asiento acolchado.Le tocaba descansar.