jueves, 13 de octubre de 2011

Jeroglífico


Una noche más,el color de la esperanza daba abrigo a mis ideas,mientras fuera,en el mundo exterior,el viento cortaba el aliento.Necesitaba esa sensación de estar protegido del frío de la noche.Jamás había experimentado ese contraste.Aparentemente no estaba pasando nada,y sin embargo,todo estaba ocurriendo.Respiraba con calma,tan despacio que era consciente de que,poco a poco, me estaba quedando dormido.

Durante el tiempo que estuve dormido,me costaba distinguir qué era real y qué no.Insistía a la Luna para que se quedara esa noche haciendo horas extras,pero evidentemente,no me hizo caso. No podía ser más feliz.

Zumbidos.El sol había despertado a los mosquitos que aleteaban alrededor de la guarida.Nada podría hacerme levantarme salvo el hecho de pensar que ese recuerdo me acompañaría eternamente.

Ahora,esos momentos son ecos que invitan a repetirse...si quieres

1 comentario:

Miguel Ángel Pozo dijo...

Has recibido un premio en la actual edición de los Premios Poe de Blogs. Para recogerlo, acude aquí: http://pajareria.blogspot.com/2011/10/los-premios-poe.html

Enhorabuena!