martes, 24 de mayo de 2011

¿Jugamos?



No siempre llueve a gusto de todos.Los minutos son tan variados como las cartas de Póker,esconden toda clase de suertes,y así es como salen a la mano que los retira de la Baraja.La cuestión es que hay veces que en una sola hora podemos extraer mas de una,de dos,de tres cartas...y cuando los resultados son dispares,no sabemos muy bien qué hacer.

Si la carta es amarga,pensamos en taparla en seguida.Así no podrá molestarnos en absoluto.Pero el azar en la vida es un gran jugador,y si se escoge una carta,es para jugarla.Por eso lo mejor es verla cuanto antes,y pensar en cómo contrarrestarla.Si perdemos,no pasa nada.Hemos aprendido la jugada...la siguiente vez habrá más suerte.

En cambio,cuando es buena la mano que nos ha tocado,podemos caer en la tentación de confiarnos.No importa la carta que uno tenga,porque el más osado puede vencer con la peor combinación...si cree en sí mismo.

No hay problema.Tengamos moral.Cuando la vida nos arroje en la mesa sus ases...la rendición no se contempla.Sólo aprendamos que perder una batalla no es perder la guerra,porque para vencer,hay que seguir peleando.Sumar derrotas no es grave si la corona es una victoria.

1 comentario:

anis dijo...

sin duda hay que jugar la carta que toque, aunque no sea la mejor