lunes, 28 de febrero de 2011

Paradoja


Blanco.Frío.Silencio.

Un pasillo conduce hasta las celdas.La quietud que normalmente rompen los sueños a gritos de los "pacientes",hoy sólo se quiebra por el ruido de unas botas,decenas de botas.Doblan la esquina 8 personas,que mueven esas dieciséis botas al unísono,como un disciplinado conjunto de ballet,pero sin la belleza de ese baile,sólo...orden.

Chirría.Pesa.Encadena.

Se abre la habitación.Una mirada rompe la oscuridad que poco a poco se esconde tras la puerta que se va abriendo.Dos ojos oscuros desafían las marionetas de lo establecido,esos guardias de seguridad que viene a por ellos...pero quien ahora se levanta desde el suelo se conduce hacia ellos bajo 8 camisas de fuerza,y camina con calma...Por el camino,observa el suelo.La blancura le recuerda a la pureza.Una cualidad que el mundo ha perdido por no querer mirar con los ojos cerrados.Ahora le escuecen,y por eso siempre los lleva cerrados.Ese reloj marca las 12 de la noche,una buena hora donde muere el dia y nace la noche,y con ella,la oscuridad,como la que sume ahora al mundo.

Calor.Roble.Cargado.

Un despacho rodeado de riqueza donde el preso sigue sintiendo la misma calma.

-Por fin,has llegado a mí.Te sanaré

-No,te sanaré yo a ti.La cordura es la enfermedad que ata tu alma,y con la locura cortaré esas riendas.Ahora puedes volar.Pero te dejaré un pequeño cabo,para que sólo uses la razón cuando percibas,y la locura,para sentir...

Y las celdas...se abrieron

1 comentario:

Pozo dijo...

"Una cualidad que el mundo ha perdido por no querer mirar con los ojos cerrados."

Me encanta esta frase, creo que es el resumen de muchas de las situaciones que tenemos en medio de nuestra sociedad, y lo has descrito brillantemente.

Enhorabuena, amigo mío.