martes, 8 de febrero de 2011

اهلاً و سهلاً


-No te quedes en la puerta.

Una figura aparece en el umbral de la casa.Cubierto de sombras,de semejante oscuridad sólo destaca el brillo refulgente de su sonrisa.Cuando cruza la puerta,deja entrever su estatura al agacharse para poder franquear el acceso. La estancia es grande,lujosa. Las ricas maderas que adornan las balaustradas de una escalera que conduce al piso superior,brillan con la luz de unas enormes lámparas que se suspenden desde el techo.

Sus pies se deslizan despacio por la rica y mullida alfombra que cubre el suelo de mármol,mientras sigue a la señora.Mientras ascienden a la siguiente planta...que no deja indiferente a nuestro personaje.

Un largo pasillo conduce a las dependencias más reservadas.Cubierto con grandes cuadros de la historia del arte,cómo "Los girasoles","La Última Cena" o " El Juicio Final". Pero cuando llegan al final...una puerta labrada queda abierta por la señora,que sonríe...

Una habitación sin nada.Sólo una vela encendida.

-Hemos llegado,es el momento.

La figura,tras pronunciar estas palabras, extiende su gabardina.

-Creo que me quedaré aquí.
-¿No prefieres la habitación de lujo?
-No.En lo más profundo del hogar encuentro comodidad,y esta queda lejos de un lujo externo.
- En ese caso...Bienvenido.

No hay comentarios: