lunes, 17 de enero de 2011

Regalos de la vida


Normalmente,la vida te sorprende a cada minuto,sólo hay que estar atento.Nunca sabes cuando,al asomarte a la ventana,los copos de nieve pueden cubrir el desierto.O cuando vas a protagonizar una aventura totalmente inesperada.Y es que planificar la vida es como pretender marcarle un circuito al viento,cuya libertad no lo permitiría.

Lo mejor de todo es que,cuando más dudas,cuando más lo necesitas,recibes un regalo del destino.Uno de esos días en los que dudas y no encuentras el motivo para hacerlo,en realidad.Esas noches en las que necesitas que algo bueno te ocurra,sin avisar,sin decirte antes que va a llegar. Además,no importa si el lugar es el correcto,o si el momento entendía otro fin,pero las sorpresas son así,libres...

Y por eso hoy estoy así.En realidad tengo tantas dudas que no sabría por donde comenzar a resolver el puzzle,pero me basta con recordar.Cada gesto es una pregunta a la que tenemos que responder con total concisión,y cada momento es único,tanto que a veces temes que no se repita.Por eso no pienso en mañana,o en el año que viene,sino que atesoro los momentos como carcajadas de tiempo,y me limito a sonreír.

A veces la vida te sorprende...y a veces,te hace regalos.

No hay comentarios: